Historia Digital pretende mantener el formato tradicional unido al soporte digital que ofrece Internet. De esta forma, la revista quiere convertirse en un rápido método de divulgación de nuestras disciplinas que haga posible fomentar la investigación histórica, arqueológica o antropológica, su permanente debate y revisión así como una profunda reflexión de su metodología. En efecto, Historia Digital aspira a constituirse en una revista abierta a profesionales, no obstante, quiere integrar a los alumnos de doctorado de las diferentes universidades como potenciales profesionales de nuestras disciplinas. Estos últimos investigadores carecen de un foro accesible que posibilite la publicación de sus artículos y ponga al corriente a la comunidad científica de tales investigaciones. Debemos recordar que este sector es uno de los más activos en el estudio y posterior análisis de temas inéditos, abordando cuestiones desconocidas y poco divulgadas. Historia Digital no desea postergar a los potenciales visitantes ajenos al mundo científico; al contrario, la publicación pretende alentar a los amantes y lectores habituales de las ciencias sociales, así como a los que por primera vez se acercan a este ámbito, a la visita de nuestras páginas. Para ellos, en definitiva, está dirigida toda actividad divulgativa.